Saltar al contenido

Cómo aliviar el acúfeno

Si has llegado hasta aquí es porque ya sabes lo que es un acúfeno, así que me voy a saltar la explicación y vamos directamente al lío.

Estos son los 3 consejos que según nuestra experiencia te puede ayudar a aliviar ese zumbido continuo y molesto en los oídos. 👇

Paso 1: evita el silencio

Desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir estamos expuestos a ruido continuo, el tráfico, la gente hablando, niños, cafetera.. ruidos y más ruidos sin parar.

Toca irse irse a dormir y de repente pasamos al absoluto silencio, y evidentemente no podemos dormir porque el pitido pasa a ser el protagonista de la noche.

El acúfeno en el silencio es como una vela encendida en la oscuridad.

El primer consejo es EVITAR el silencio, para ello recomendamos escuchar un poco de música suave antes y durante el proceso de quedarte como un bebe dormidito, ya veras como tu cuerpo se irá relajando hasta acabar roncando. Puedes programar tu reproductor para que se apague automáticamente al rato, por si te olvidas de desconectar la música.

Paso 2: Presta atención a tus emociones.

Que exista conexión entre las emociones y el cuerpo físico es algo que ya sabemos de sobra, pero muy pocas veces lo tenemos en cuenta. Damos por hecho que antes has consultado con el médico. (Si no lo has hecho, te recomendamos que lo hagas cuanto antes, en muchas ocasiones los otorrinos pueden detectar un problema que cuando está resuelto se resuelve también el problema del acúfeno) Vamos a suponer que todo está bien y te han dicho que no te preocupes que con el tiempo acabará desapareciendo y entonces es cuando tus pensamientos se ponen en modo ALERTA!

Tu mente va a empezar a bombardearte de pensamientos negativos diciéndote continuamente que tienes una enfermedad grave y que nunca te vas a curar, y aquí es cuando tenemos que avisarte que todo lo que enfocamos con la mente lo expandimos.

Por ello, el segundo consejo es auto convencerte que todo está bien y no dejar que la mente te torture, si no avanzamos en este proceso vamos a entrar en un bucle vicioso donde no podremos aliviar el acúfeno.

Paso 3: Re-entrenamiento auditivo

Cada vez hay mas estudios que nos explican de los beneficios de la terapia de los sonidos para aliviar el acúfeno. Este entrenamiento consiste en escuchar sonidos que nos generen bienestar, ya que es importante que sean sonidos que nos resulten agradables para poder escucharlos durante varias horas al dia, por ejemplo sonidos de mar, ruido de banda de ancha o pistas de musica clásica “el llamado efecto mozart”.

Esta demostrado que las composiciones de la música clásica como los ruidos de banda de ancha tienen grandes beneficios por su capacidad de estimular toda la cóclea.

Fuente: youtube terapia de acufenos con música clasica.

Aunque parezca contradictorio para aliviar el acufeno hay que escuchar sonidos nuevos encima del que ya oyes. Déjame explicarte algo al respecto:

Imaginate que estas viendo la television muy concentrado y de repente se pone a llover intensamente, por más interesante que sea lo que estabas viendo en la television tu cerebro se va a desconcentrar y empezará a prestar atencion a la lluvia. Al rato dependiendo de tu capacidad de atención el cerebro se desconectara de nuevo y volverá a prestar atención a la televisión. Con este principio ahora podemos pasar a la parte interesante de la terapia.

El entrenamiento auditivo consiste en oir por un lado el acufeno y por el otro sonidos nuevos un poco por debajo de la intensidad del tinnitus para evitar enmascarar, (tapar un sonido con otro) el cerebro tiene que diferenciar los dos.

[Importante!]: de nada sirve hacer este ejercicio un dia a la semana y olvidarse hasta el próximo mes, este es un trabajo que se tiene que hacer cada dia para conseguir el éxito. Nuestra recomendación es descargar varias pistas de audio y desde ya empezar a escuchar esos sonidos, y cada semana ir aumentando el tiempo de exposición hasta llegar a las 4 o 5 horas diarias o más.

Conclusiones

Sabemos que no es fácil y entendemos que esta situación puede ser muy estresante para muchas personas, nuestra experiencia nos dice que si tenemos en cuenta el componente emocional y le dedicamos un tiempo al dia a estimular los oidos con sonidos nuevos podemos conseguir aliviar el acúfeno en gran medida.